+34 987 799 521 / +34 987 192 660   isavel@isavel.es  ES EN PT

¿ Cloud Público / Privado / Híbrido ?

Al hablar de cloud, la mayoría pensamos en cloud público : recursos compartidos ilimitados disponibles bajo demanda en algún lugar de internet. Si hablamos de cloud privado: cloud construido internamente, dentro de la propia empresa. Si hablamos de cloud híbrido: cloud público + cloud privado. El Cloud Dedicado coge la base del Híbrido consiguiendo que sea más duradero, más sólido, más seguro, más trasparente y, sobre todo, 100% dedicado en todas las capas de la infraestructura. Será su CPD virtual. Alejándonos de teorías y funcinalidades cuando hablamos de Cloud Híbrido, hacemos referencia a la combinación de varios de estos clouds. Hay varias situaciones en las cuales podemos ayudarle con nuestro servicio de migración cloud.

Privado no es lo mismo que dedicado


Algunos proveedores ofrecen un cloud privado externo y lo denominan híbrido, un cloud público pero con un perímetro de seguidad añadido ( por lo general, en la capa de red ). Sin embargo, los recursos y las máquinas en las que se basa dicho cloud suelen ser compartidos, lo que puede conllevar:

Problemas de rendimiento

Problemas de seguridad deficiente

Problemas de estabilidad y disponibilidad

Falta de transparencia ( localización, tipo de máquinas, infraestructura física )

Garantías y SLA pocos definidos

Limitaciones en la infraestructura

Herramientas de control no estándar, reversibilidad no garantizada.

Con nuestra propuesta todos estos inconvenientes desaparecen


Multiproveedor, garantizamos su servicio con distintos proveedores y datacenters.

Prestaciones garantizadas y estables

Hardware y red 100% dedicados

SLA del 100% garantizado

Aislamiento total en todos los niveles

Alto nivel de personalización y de integración con su Sistema Informático.

Transparencia total en la arquitectura que soporta los servidores

Herramientas estándar, portabilidad simplificada.

Conclusiones


innovacionEs difícil concluir con una opinión concreta. La diversidad de opciones es tal que al final, si no quiere caer en la tentación de comparar "manzanas con naranjas", tiene que vigilar mucho, no obstante IsaVel realiza ese trabajo por usted para concretar la solución que mejor se adapte en su camino hacia el Cloud.

No hay opciones mejores ni peores. Solo existe una opción buena si responde lo más cercano posible a sus requerimientos (o los del proyecto). Y no siempre una opción es la mejor para todos los proyectos. Las empresas tendemos a no tener diversidad de proveedores por la facilidad de gestión que ello supone, pero en este caso, es especialmente interesante poder hacerlo. Aunque existe una alternativa. Una alternativa que aporta valor y no es otra que procurar disponer de un proveedor que pueda proporcionarte todas las opciones en una, IsaVel pretender ser ese proveedor central para usted obedeniendo a una única pretensión, ganarnos su confianza en su camino hacia su cloud.

El servicio de soporte técnico es fundametal y en la mayoría de los proveedores ni tan siquiera se ofrece. Y, dada la dificultad de estas implantaciones , si no tiene a alguien especialista, la cosa no es fácil. Aunque quiera contratar el soporte técnico, muy pocos proveedores podrán dárseloy los precios serán muy elevados e importantes dengro del proyecto global.

La forma de pago en proveedores internacionales será también un problema para las empresas con políticas de pago peculiares. En estos proveedores, los pagos SOLO se pueden realizar por VISA y en pago por adelantado. Los conceptos variables también y eso, por experiencia propia, suele causar algún que otro susto. Con IsaVel usted no tiene ese problema, tendrá un único proveedor que concentrará un un sólo punto el pago de los distintos servicios a diferentes proveedores.

La desinformación ante incidencias es otro aspecto que resulta desagradable. Todos los proveedores tienen un sistema de información de sus incidencias un poco precario. Existe, por lo general, una web de "check status" donde usted debe ir supervisando y mirar si cree que pasa algo. Nada de un feedback inmediato por su parte. Si no desea sufrir incidencias importantes (bastantes horas de caídas) y tener el sentimiento de desconcierto e incertidumbre confie en IsaVel, podemos garantizarle sus servicios críticos. Al disfrutar de un sistema concentrado desde IsaVel nos ocupamos de garantizar el servicio al contar con una solución multiproveedor, nos encargamos del problema y de darle la solución que usted necesita.

La facturación de los conceptos variables suelen ser muy complicados de entender. Un ejemplo. En algún proveedor puede contratar hilos de CPU. Un número determinado. Si se pasas, pagas. Al cobrarte le envían un concepto tipo "exceso uso hilos de CPU". Imposible averiguar qué es cierto y qué no. Y cómo demostrar que no es lo que ellos dicen? Imposible. Además, se enterara cuando hayan cargado tu VISA con el importe que ellos han calculado.

En resumen, tenemos la sensación que contratar entornos de Cloud Vs la contratación de los servicios tradicionales se podría asimilar a la diferencia entre sacar dinero en un cajero automático o en ventanilla. Normalmente todo va bien y es más rápido por el cajero. Pero ojo! Que no le dén menos dinero del que ha puesto o que no se quede la tarjeta. Eso no lo podrá resolver fácilmente si no puedes hablar con alguien para solventar los problemas.

LogosIsavelGrisOPT

Desde IsaVel creemos que es posible aglutinar lo bueno de cada parte y centralizar en un proveedor las ventajas de los servicios más globales pero con un trato directo y personal.

Invertir en infraestructura propia ya no es la solución más eficiente si miramos el factor económico. Disponer de recursos humanos propios tampoco es imprescindible para una empresa. Los costes de formarlos continuamente son elevados y desvían la productividad interna a su formación.

Externalizar cierto criterio tecnológico se nos antoja una ventaja para el desarrollo de una empresa u organismo. Más aún si logramos hacerlo sin compromisos de permanencia que nos liberen de una mala decisión.

Por todo ello, nuestro mejor consejo es atender a los consejos de las empresas que tienen experiencia en la implantación de nuevas tecnologías como lo es IsaVel y que velará por sus intereses al confiar en nosotros como cliente.

Cloud o Nube


CloudGEARLa evolución del concepto virtualización ha pasado desde la consolidación de servidores hardware dedicados a servidores virtuales dedicados a la virtualización directa del centro de datos. Digamos que la mejor descripción que se puede hacer del Cloud o la Nube es que el sistema (entendiendo como sistema, un servidor web, una base de datos, archivos multimedia) no está localizado en un punto geográfico definido sino en un sistema distribuido de servicios a nivel mundial. Esta es una forma muy básica de expresarlo y podría tener muchas apreciaciones por parte de expertos. No pretendemos ser gurús en este tema porque, de hecho, no existe gurús en este tema, sino que intentamos describir el escenario en el que no encontramos y el camino que hemos tenido que recorrer para llegar aquí. Y todo, con el único objetivo de llegar a un punto en que poder entender el estudio comparativo de las diferentes ofertas den el mercado para poder adecuar la solución más adecuada a cada uno de nuestros clientes de forma particular.

Los servicios que puedes obtener de las soluciones cloud son:

  • IaaS (Infraestructure as a Service). Este servicio se basa en contratar infraestructura en un proveedor. Contratas CPU's (o hilos de CPU), RAM disponible, espacio de Storage... y cada uno se lo gestiona a discreción. Algo así como un CPD en la nube.

  • PaaD (Platform as a Service). Es la contratación de instancias (o nodos) en un proveedor con características específicas. Sería asimilable a un servidor dedicado pero virtualizado y en la nube.

  • SaaS (Software as a Service). Es la contratación de servicios directamente. La configuración que hay por debajo nos dará lo mismo, solo la disponibilidad del servicio contratado. Como ejemplos que ilustren como SaaS serían: servicio de Streaming, mailing masivo...

De la misma forma que ha ocurrido con la virtualización, han aparecido diferentes tecnologías que intentan conquistar el mercado haciéndose referencia. De nuevo, aparecen 3 grandes competidores:

  • vCloud (VMware)

  • Openstack (Open Source)

  • EC2-EBS (Amazon)

Como en el caso de la virtualización, cada opción tiene sus ventajas y sus desventajas. Dos opciones comienzan a crear tendencia: Amazon por su flexibilidad-escalabilidad y Openstack por la enorme comunidad de seguidores que existen de soluciones Open Source. Sin embargo, vCloud empieza a asomar la cabeza por una simple razón. VCloud da continuidad a la tecnología de virtualización de servidores y hace que las comunicaciones entre nodos privados y centros Cloud se hagan de una forma transparente. Vmware es la tecnología de virtualización más implantada a nivel de centros de datos privados. Dar el paso hacia la nube si ésta está respaldada por Vmware, siempre es una ventaja y tranquilidad.

No obstante Amazon ofrece un sistema muy económico (al menos aparentemente, luego ya descubriremos si es así), fácil y muy flexible. Por estos motivos y por una campaña de marketing apoyada en muchos dólares, está teniendo una alta penetración entre las personas que lideran los departamentos de IT. Darse a conocer de forma rápida y muy intrusiva provoca que acabes siendo el "top of mind" del sector. Hoy en día es muy difícil no saber qué es Amazon.

Y por último el tercero en discordia OpenStack. Esta es la solución tipo "do it yourself" que tanto gusta a la comunidad "linuxera". Y hemos de decir que es la solución más potente de todas. Eso sí, la de mayor complejidad si quieres asumir el paso a la Nube con no muchos conocimientos. Para intentar suplir esta necesidad de knowhow ha surgido un operador (Rackspace) que ofrece servicio de Openstack pero con un panel de control/gestión muy cómodo y fácil. Openstack dispone también de una muy buena comunicación si tu nube privada está bajo la misma tecnología.

¿ A dónde vamos ?


AdondevamosLa respuesta no es concisa. Es imposible. De nuevo nos encontramos en un camino bifurcado. Quizás trifurcado. Y la decisión sobre qué camino coger nos plantea dudas suficientes como para analizarlas profundamente y no caer, ¿de nuevo?, en la maldita deuda técnica.

Hablemos primero porqué han ido apareciendo los conceptos Cloud en el mercado. Para poder hacer con mayor claridad, nos remontamos primero a una breve explicación de la virtualización.

Las empresas sentían que, cada vez más, estaban "atados" demasiado al hardware sobre el que residían sus sistemas de software empresarial. El hardware era una atadura que implicaba unos costes muy elevado por los contratos de mantenimientos que los fabricantes te obligaban a cumplir, el stock que debías tener (según criticidad del negocio) y los lentos sistemas de Disaster Recovery.

Comenzaron a aparecer tecnologías de virtualización que prometían abstraerse del hardware que los hospedaba y usar un hipervisor (imitador de hardware) que tendrían la virtud de soportar máquinas dedicada virtuales por encima y que éstas serían en un formato lo suficientemente estándar como para que se pudieran mover entre distintos hardwares independientemente de cuál fuera éste. O sea, que lo que iban a conseguir las empresas es tener un sistema de servidores dedicados (o asimilables) sin preocuparse qué hardware hay por debajo. Además, este sistema de hipervisores, permiten instalar prácticamente cualquier Sistema Operativo (Linux, Microsoft).

A la práctica, la virtualización ha sido una avance gigantesco en la gestión de infraestructuras, en disponibilidad de servicio y en la protección de la estabilidad de los datos. Algunos ejemplos de tecnologías de virtualización son:

  •  VMware
  •  Xen Server
  •  HiperV
  •  Virtualbox
  •  Virtuozzo

Como verdaderos estándares han quedado, por orden de peso en el mercado, Vmware, Xen Server e HiperV (Microsoft). No hay ninguno sensiblemente mejor que el otro. Las tres son tecnologías potentes y versátiles que buscan siempre la eficiencia en la gestión de recursos.

Una vez que el mercado ha aceptado y validado la solvencia de la virtualización, ha aparecido otra variable a considerar. Y ésta no es otra que la ubicación de los nodos virtuales. Digamos que en la fase inicial de la aceptación de la virtualización, todos teníamos claro que el lugar adecuado para alojar nuestros nodos VPS (Virtual Private System) era el mismo lugar donde residían nuestros antiguos servidores físicos. La voluntad de evitar problemas físicos nos llevó a abstraernos del hardware. La evolución llegó entonces a la abstracción del nodo físico donde se hospedaban tanto las máquinas físicas como las virtuales.

Llegamos entonces al concepto Cloud.

¿  De dónde venimos ?


EvolucionEl sector TIC en España es maduro, con experiencia y con aportación de valor. No obstante en España, como en Europa, las tecnologías se adoptan con un pequeño retardo respecto a otros países con formaciones más técnicas. Esto hace que los departamentos de IT de las empresas se encuentren siempre entre dos mundos: el conservadurismo tecnológico de la mayoría de los departamentos de compras y el empuje de las nuevas tecnologías que nos llegan, hoy en día, con mayor velocidad que antes. Al margen está el escenario de crisis económica profunda que hemos sufrido y todo estos condiconantes condicionan decisiones importantes a todos los niveles sociales.

El conservadurismo tecnológico tiene cierto sentido. No debemos caer en la trampa de usar el concepto "conservador" en su acepción más negativa. Tecnológicamente, invertir en nueva tecnología es sinónimo de: tiempo, dinero e incidencias. Desplegar nuevas tecnologías significa que tienes que tener una muy buena política de capacitación de tus recursos humanos, una buena gestión del equilibrio entre los recursos dedicados a la producción y a la investigación y, por último, las ideas muy claras sobre la tecnología en la que vas a depositar tu inversión. Tomar decisiones arriesgadas supone costes económicos elevados. Elegir una tecnología de futuro supone un riesgo a equivocarte y que acabe sin poder convertirse en un standard en el mercado.

Adoptar nuevas tecnologías es siempre un motivo de esperanza. Esperanza en que las cosas sean más fáciles, con menores tiempos de gestión y con una mayor productividad para el entorno empresarial. Eficiencia, al fin y al cabo. Es suficientemente tentador como para que las empresas se lancen a por una tecnología con una fe ciega fruto de una elegante "puesta de largo" por parte de algún consultor/implantador.

Y luego están los que, por no arriesgar, trampean con sus infraestructuras para intentar evitar abordar una inversión importante. Y esto es sinónimo de problema:la deuda técnica. Este concepto de deuda técnica se entiende como una desventaja en el tiempo debido a una mala inversión a corto plazo en tecnología. Por poner un ejemplo, es lo que ocurre cuando, fruto de las prisas, una incidencia en el entorno de la tecnología de una empresa, se subsana con la solución más rápida y más barata. Esto provoca que, al no haber abordado el problema con un análisis más profundo y con un presupuesto más amplio, se acabe produciendo pasado el tiempo un problema mayor, más complejo de solucionar y que requiere de una mayor inversión que la que hubiera hecho falta en el momento de la incidencia.

Es evidente que para todo siempre hay un "porqué". Ninguna opción es mejor que otra. Es una elección tomada a raíz de ciertas condiciones en el momento de la decisión.DuDa

Podríamos entender a España como un mercado tradicional. Tradicional en sus decisiones sobre tecnología. Si Europa tarda en adoptar nuevas tecnologías algo de tiempo, España incrementa este diferencial todavía un poco más.

En el mundo de los servicios y soluciones TIc en IsaVel  no nos sentimos ajenos a esta problemática y, de hecho, estamos en una época de grandes cambios y grandes elecciones sobre qué camino coger en las tecnologías que vienen de cara a poder ofrecer a nuestros clientes las solucioes que mejor se ajusten a sus necesidades e incidir siempre en el ahorro de costos y por lo tanto de recursos.

Venimos de un mundo basado en elecciónes en el fondo simples: Infraestructuras y servicios dedicados o compartidos. No era una elección complicada. Dedicado significaba (significa) mayor garantía de servicios y de recursos a un precio más alto. Compartido era (es) barato y con el riesgo que conlleva la compartición de los mismo recursos.

Hemos pasado durante los últimos 3 años (2010-2013) por un proceso lento y "doloroso" para intentar crear una cierta tendencia en el mercado por parte de los integradores de soluciones. Lento porque los procesos de decisión han sido lentos y porque los procesos de consolidación (virtualización) no son tan transparentes como pueda parecer leyendo los manuales de ciertos fabricantes. No obstante, todos hemos ido implantando la tecnología de la virtualización en nuestras infraestructuras de tecnología.

Desde IsaVel no hemos hecho más que acabar este delicado proceso que en estos dos  últimos años no para de sonar de forma estrepitosa un nuevo concepto tecnológico que os sonará familiar. Es el Cloud o Nube.

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates

IsaVel le informa del uso de cookies que permiten ofrecer un correcto funcionamiento del sitio. Al continuar con la navegación dará el consentimiento tácito a la instalación de dichas cookies. Para más información visite política de privacidad.

  Acepto las cookies de este sitio web.